¿Qué es la adicción a la pornografía y cómo saber si la sufres?

¿Qué vas a encontrar aquí?

La adicción al porno afecta a un gran número de personas en España. Aunque el consumo es habitual, tanto en hombres como en mujeres -sobre todo en los primeros-, según los estudios la adicción afecta a un 7% de hombres y en torno a un 2% de las mujeres. Los números hablan por sí solos, pero lo cierto es que no resuelven nada; para ir un paso más allá, se hace necesario analizar cuáles son las causas y consecuencias de este tipo de dependencia.

Además, para saber si te puedes considerar adicto o adicta a la pornografía, o si por el contrario es alguien de tu entorno quien padece la adicción, es importante que conozcas los síntomas que la caracterizan. En este caso, aunque sea relativamente sencillo ocultarlos o camuflarlos de cara al entorno, los síntomas son tan claros como en la mayoría de las adicciones, y generalmente acaban por aparecer tarde o temprano.

¿Cuáles son las causas de la adicción al porno?

A la hora de analizar las causas que llevan a una persona a ser considerado como adicto al porno, debemos diferenciar tres categorías, las cuales no tienen porqué darse siempre juntas; sin embargo, lo más habitual es que sean varios los factores que influyen a la hora de desarrollar esta dolencia. Lo que es evidente es que siempre se dará, como mínimo, alguna de estas causas, ya sean sociales, psicológicas y emocionales, o físicas.

Causas sociales de la adicción al porno

Aunque pueda parecer un absurdo, las causas sociales son uno de los principales promotores de la adicción a la pornografía, sobre todo en las fases iniciales del problema. Existen estudios que aseguran que el inicio a la pornografía entre los hombres aparece en una media de edad de alrededor de 11 años. El dato resulta dramático, por la facilidad de acceso y por los motivos que llevan a un niño a consumirla; en estos casos, la respuesta suele ser clara y encontrarse en el entorno, que no necesariamente ha de ser familiar.

Causas psicológicas de la adicción a la pornografía

Por lo general, y esto es algo que se da con mucha frecuencia en las adicciones, la dependencia hacia la pornografía se presenta como solución equivocada a otro tipo de problemas. En muchas ocasiones, los adictos al porno han llegado a sufrir la dolencia porque con esta conducta buscaban aliviar situaciones de estrés, ansiedad o irritabilidad. Aunque realmente este hecho no soluciona nada, ofrece un momento claro de desconexión, de alivio y de placer que los pacientes afectados suelen confundir con la desaparición de su problema.

Causas biológicas de la adicción al porno

Por lo que respecta a las cuestiones físicas y biológicas, existe una predisposición genética a las adicciones en general, aunque no siempre es determinante y no dirige a la persona hacia una dependencia en concreto. Al mismo tiempo, cada cuerpo es un mundo y la producción de hormonas varía entre unas personas y otras; altas dosis de testosterona o estrógenos, que aumentan la libido, pueden influir también en la predisposición a la adicción al porno.

Del mismo modo, al igual que ocurre en el resto de las adicciones, las sustancias que genera el cerebro ante la sensación de placer, como es la dopamina, ayudan a buscar con más frecuencia o intensidad dichas sensaciones.

Consecuencias de la adicción a la pornografía

Continuando con la dopamina, cabe señalar que la adicción a la pornografía puede tener consecuencias cerebrales, ya que la liberación constante de esta sustancia afecta al lóbulo frontal y provoca alteraciones de la conducta. Esto hace que se altere el juicio y que determinadas actitudes sean incontrolables para una persona adicta, lo que deriva en otros problemas como discusiones con la pareja por el consumo excesivo de imágenes de alto contenido sexual.

Asimismo, el hecho de no tener un control sobre esta dependencia propicia que además de una frecuencia anormal en el consumo, también se dé en situaciones poco adecuadas como puede ser el lugar de trabajo, lo que acaba por derivar en despidos, entre otros problemas.

¿Qué síntomas son indicadores de la adicción al porno?

Algunas de las consecuencias de la adicción a la pornografía son a su vez síntomas indicativos de la misma, como puede ser el aislamiento social. Además, otra de las similitudes con el resto de las adicciones reside en una conducta compulsiva a la hora de consumir imágenes pornográficas, el hecho de no poder parar de hacerlo evidencia claramente una dependencia.

Uno de los aspectos clave que advierten la mayoría de los expertos es la insensibilización sexual, el aumento de la necesidad de sexo, no solo en cantidad, sino también en intensidad, buscando constantemente repetir prácticas que se han observado previamente a través de la pantalla y dejando de distinguir la realidad de la ficción. Recurrir a la pornografía para resolver problemas como la tristeza, la soledad o la ansiedad puede desembocar en adicción o demostrar su existencia

Prevención de la adicción a la pornografía

Como hemos comentado anteriormente, la edad de inicio en el consumo de pornografía en nuestro país es cada vez más precoz. Los niños comienzan muy temprano a ver porno y las adicciones acaban por aparecer -o, mejor dicho, por detectarse- cuando ya son adultos y la única solución posible pasa por la terapia. ¿Cómo podemos evitarlo o prevenirlo? Controlando el acceso a internet de los niños y vigilando su entorno cuando salen de casa, además de dar ejemplo cuando están dentro, claro está.

Por otro lado, una correcta educación sexual siempre ayudará a diferenciar la realidad de la ficción y asimilar las imágenes recibidas como algo irreal, lo que también disminuye las posibilidades de adicción.

¿Cómo se trata la adicción al porno?

A la hora de tratar a alguien que sufre adicción a la pornografía, es esencial que el paciente se sienta comprendido y perciba que no está solo. Al fin y al cabo, se trata de un problema más común de lo que parece, pero suele venir acompañado de sentimientos de culpa y ocultación que no ayudan en absoluto a la resolución del problema. Después de conseguir la confianza del adicto, se requerirá de una serie de pautas que paulatinamente nos acerquen al control de la conducta dependiente.

Como expertos en el tratamiento de adicciones, en Tu Psicoayuda te animamos a salir de ella y te ofrecemos nuestro apoyo, con el cual podrás contar de manera presencial si te encuentras en Valencia, y de manera telemática si deseas contactarnos desde cualquier otro lugar.

Tratamiento de las adicciones

La otra pandemia de nuestro siglo.
¿Cómo tratáis las adicciones?

Habla con nosotras
¿Hablamos?
Escanea el código
¡Hola!

Gracias por visitarnos.

¿Puedo ayudarte en algo?