La relación de la ansiedad con otras afecciones

¿Qué vas a encontrar aquí?
La relación de la ansiedad con otras afecciones

Qué relación hay entre la ansiedad y la depresión

¿Tengo ansiedad? ¿Tengo depresión? Muchas veces no es una cosa u otra. La mayoría de las ocasiones se puede tener depresión con síntomas ansiosos, o a la inversa. Esto se debe a que ambas problemáticas comparten síntomas comunes que provoca que podamos estar sintiendo ambos trastornos.

Las personas con problemas de ansiedad y depresión tienen en común una mayor vulnerabilidad y factores como:

  • Neuroticismo
  • Afecto negativo mayor
  • Dificultad en aceptar sus sentimientos
  • Dificultad en tolerar las emociones desagradables.

Esto se debe a que hay un déficit en la regulación emocional. Y por ello, se puede trabajar de forma conjunta ambas problemáticas, y encontrar un bienestar en todos los aspectos.

La relación de la ansiedad con otras afecciones

La relación entre los trastornos alimenticios y la ansiedad

Más adelante hablaremos de los Trastornos de la Conducta Alimentaria, pero es importante mencionarlos en el bloque de la ansiedad. 

La ansiedad se puede manejar de muchas maneras, unas formas serán beneficiosas para regular la emoción y otras, aunque pensemos que va a reducir ese nivel de intensidad, provoca todo lo contrario, lo aumenta. 

Una de estas conductas desadaptativas es a través de la comida, utilizamos la ingesta como método para reducir la ansiedad. Sin embargo, además de producir un aumento de la ansiedad, establecemos una relación no saludable con la comida. Por eso, es importante aprender estrategias eficaces para manejar la ansiedad, y así, no utilizar otras como la comida que pueden desembocar en otro tipo de problemática.

La relación de la ansiedad con otras afecciones

Relación entre la ansiedad y el estrés

Vamos a hablar de la diferencia entre la ansiedad y el estrés.

En el día a día tendemos a utilizar los dos términos como sinónimos, para referirnos a síntomas físicos concretos. Pero existen diferencias:

Estrés 🡪 es una respuesta adaptativa y necesaria para el ser humano, que responde a una amenaza real

Ansiedad 🡪 puede ser una respuesta incapacitante o bloqueante que no nos deja desarrollarnos de manera óptima. Cuando sentimos ansiedad estamos anticipando aquello que puede pasar, son los famosos “y si…”. Esta anticipación puede ser beneficiosa para prepararnos para lo que viene, pero si no lo gestionamos bien, es cuando se convierte en una respuesta desadaptativa y, por tanto, perjudicial para nosotros.

Es normal confundir ambas sensaciones, pero es importante saber si aquello que estás sintiendo se adapta a la realidad o, por el contrario, se trata de una mala regulación de la situación.

La relación de la ansiedad con otras afecciones

El COVID y la ansiedad

La situación de pandemia ha influido en los problemas de ansiedad. Tanto al inicio en el confinamiento, como en el proceso de desescalada hasta el momento actual.

Durante el confinamiento inicial, nos vimos encerrados durante un tiempo que no sabíamos cuando iba a acabar. Esto dio pie a mucha anticipación, sobre hechos que no controlábamos, por lo que vivimos niveles de ansiedad constante por lo que podría pasar.

A la salida, los problemas de ansiedad se diversifican más. Algunas personas han tenido problemas relacionados con volver a salir de nuevo, habían encontrado esa seguridad en sus hogares y el mundo de fuera se convertía en un sitio hostil con muchas posibles amenazas. Otras personas generaron problemas de ansiedad social, toda actividad de ocio suponía un nivel de ansiedad elevado por el posible contagio y esto hizo que cada vez fuera más complicado juntarse, empeorando su estado. Luego estaban las personas que tenían ansiedad por lo que les pudiera pasar a sus familiares más vulnerables. Y esto solo son algunos ejemplos.

Ahora estamos viviendo las repercusiones de haber vivido tanto tiempo con niveles de ansiedad tan altos.

La relación de la ansiedad con otras afecciones

Cortisol y ansiedad

Al igual que el resto de las emociones, la ansiedad tiene una repercusión en nuestro organismo. Principalmente, cuando sentimos ansiedad, el cuerpo produce altos niveles de cortisol. Esta sustancia es una hormona natural que tiene la función de liberar el azúcar

almacenado a la sangre. De esta forma, produce una activación en nuestro cuerpo, es decir, nos da energía para esa respuesta de lucha o huida, que puede ser necesario para la posible situación amenazante que se está anticipando.

Sin embargo, mantener un nivel de cortisol elevado constante puede ser perjudicial para nuestra salud. Por eso, es necesario trabajar esa ansiedad y el motivo de su intensidad, para tener una buena salud, tanto mental como física.

Ana Hernandez Silverstre es una reconocida psicóloga colegiada CV15477 y gerente de Tu Psicoayuda Psicólogos, que comparte su vida laboral ejerciendo la práctica de la psicología con la divulgación de la psicología.

Licenciada en psicología por la Universidad de Valencia. Continuo desarrollando sus estudios con máster en psicogerontología y otro en terapia de parejas en la misma universidad.