Que es la adicción a la cocaína y cómo se supera

¿Qué vas a encontrar aquí?

La adicción a la cocaína es una de las más comunes cuando nos referimos a las conocidas como drogas duras. Seguramente es la más conocida y consumida, por lo que es evidente que también es, dentro de este grupo, la sustancia que más adicciones provoca. Como sabrás, se trata de un polvo blanco que se puede consumir de varias formas, aunque la más común es esnifarlo, aspirándolo a través de los orificios nasales. Sin embargo, no todo el mundo sabe que se trata de un extracto adulterado de una planta cultivada en Sudamérica y llamada coca.

Precisamente, esta adulteración es la que más problemas suele producir entre los dependientes, aunque hablamos de una droga que ya de por sí resulta adictiva. Normalmente es modificada para generar mayor ganancia por parte de quienes trafican con ella, y en ocasiones se mezcla con otras drogas dando lugar a una sustancia totalmente nociva.

Pero ¿por qué acaba siendo tan adictiva? ¿Qué factores de riesgo se observan de cara a una posible adicción? ¿Qué consecuencias puede llegar a tener en nuestro organismo? A continuación, te respondemos todas estas preguntas.

Adicción a la cocaina

Factores de riesgo en la adicción a la cocaína

Cuando hablamos de factores de riesgo es importante hacer una diferenciación con las causas de una adicción, ya que en este caso nos estamos refiriendo a situaciones o circunstancias que, sin ser determinantes, podrían convertirse en la base sobre la que en un futuro se desarrollará la adicción. Por ejemplo, con respecto a las drogas es fundamental el círculo social en el que se mueven los adolescentes, ya que se encuentran en una etapa de la vida en la que son muy influenciables.

En este caso, cuando los menores comienzan a consumir de manera esporádica siendo tan jóvenes, el riesgo de sufrir una dependencia cuando sean adultos se incrementa notablemente, ya que normalizan el consumo, desarrollan tolerancia a las sustancias, acceden antes a otras drogas más perjudiciales o adictivas y sienten mayor necesidad de consumo progresivamente.

Síntomas de que un individuo es adicto a la cocaína

Cuando un individuo consume cocaína suele experimentar estados de euforia, pero éstos tienen una durabilidad determinada y suelen sucederse por bajos estados de ánimo. No obstante, éste es un síntoma de consumo, como también lo son las pupilas dilatadas o la inestabilidad mandibular, pero recordemos que consumo no siempre implica adicción. La dependencia también ofrece muestras claras de su existencia, tanto a nivel físico como a nivel conductual; eso sí, sus síntomas tardan más en aparecer, aunque son tan evidentes como letales.

A nivel físico, el desgaste de un adicto a la cocaína con el tiempo puede ser devastador, ya que puede mostrar delgadez extrema, pérdida de piezas dentales, desvío del tabique nasal, ojeras y otras evidencias de cansancio. No obstante, los síntomas conductuales pueden evidenciar la adicción de manera mucho más clara, ya que se pueden observar episodios de irascibilidad y agresividad, aislamiento social por parte del individuo y un nerviosismo inusual en él.

Causas de la adicción a la cocaína

Más allá de la tendencia personal de cada individuo hacia determinadas adicciones, que en algunos casos se desarrollan y en otros no, es importante centrarse en la situación de un sujeto en concreto antes de caer en la adicción. Y es que, como comentábamos anteriormente, la presión social puede causar estragos en según qué edades, pero que un individuo se vea empujado al consumo no quiere decir que se convertirá en adicto. Sin embargo, si experimenta sensaciones que mejoran notablemente su rutina, podemos estar hablando de una causa clara.

Esto es algo que se da con la mayoría de las adicciones, pero si hay un ejemplo claro es precisamente el de la cocaína. Los estados de euforia que se experimentan a través de su consumo pueden suponer un momento de auténtica liberación para personas con depresión y otros problemas de salud mental, por lo que, si alguien tiene tendencia a la compulsividad, pasa por un mal momento en su vida y comienza a consumir cocaína, las posibilidades de adicción se multiplican.

Consecuencias de la adicción a la cocaína

Más allá de la sobredosis como máxima expresión de lo que es capaz de causar la cocaína en nuestro organismo, existen numerosas consecuencias que se pueden ver desde el principio de la adicción, aunque se clarifican mucho más pasado un tiempo. El síndrome de abstinencia en este caso es muy evidente porque tiene consecuencias nefastas en el humor de quien lo sufre, además de un gran aumento de apetito; pero puede ser peor, porque hay adictos que también sufren episodios de ansiedad e incluso ataques de pánico.

A nivel físico, un adicto a la cocaína puede llegar a sufrir un gran número de enfermedades, empezando por las cardiovasculares y pasando por algunos tipos de cáncer debido al deterioro que esta sustancia provoca en nuestro organismo. Por otro lado, las consecuencias habituales en una adicción que conlleva deterioro cognitivo están siempre presentes, ya que el consumo se vuelve habitual y se lleva a cabo en lugares de trabajo, a la hora de conducir vehículos o manejar maquinarias, situaciones que no suelen acabar con buen resultado.

Prevención de la adicción a la cocaína

Como siempre decimos, cuando se trata de adicciones es fundamental la educación que las personas reciben desde su infancia, y si hablamos de drogas, el conocimiento es esencial para prevenir futuras adicciones. Hablamos de sustancias que se van a encontrar tarde o temprano en el transcurso de su vida, y para saber decir que no hay que conocer los efectos y las consecuencias que se pueden sufrir a través del propio consumo y de la dependencia que pueda conllevar.

Tratamiento de la adicción a la cocaína

Aunque el tratamiento de la adicción a la cocaína es uno de los más complicados por la dependencia que genera a los consumidores, es un problema que con esfuerzo y paciencia siempre se puede revertir. No obstante, la vigilancia ante posibles recaídas ha de ser constante, ya que es una situación que se da con frecuencia entre los adictos.

Los tratamientos que se ofrecen ante este problema suelen ser conductuales, pero también van acompañados de pautas farmacológicas, ya que como decimos, se trata de una de las adicciones con mayor arraigo en quien las sufre. Desde Tu Psicoayuda podemos ayudarte con tu adicción o la de alguien de tu entorno, no dudes en ponerte en contacto con nosotros si lo necesitas y te ayudaremos de manera presencial o telemática.

Habla con nosotras
¿Hablamos?
Escanea el código
¡Hola!

Gracias por visitarnos.

¿Puedo ayudarte en algo?