El trastorno de ansiedad

Superarla está en tus manos.

Si sufres ataques de pánico, fobias, pensamientos obsesivos y todas las demás formas en que los trastornos crónicos de ansiedad pueden secuestrar tu vida y tu libertad, he aquí la buena noticia:

Puedes superarlo. Puedes recuperar tu vida.

¿qué es el trastorno de ansiedad?
Accede directamente al contenido
Chevron Down
Chevron Up
Trastorno de ansiedad

¿Qué es el trastorno de ansiedad?

 

El trastorno de ansiedad son un conjunto de síntomas físicos y psíquicos que nuestro cuerpo produce de forma descontrolada ante un estímulo que nos produce temor.

Para entender el trastorno de ansiedad, es necesario entender que su origen es una adaptación de nuestro cuerpo que realmente es buena para nosotros, excepto cuando esta se ha descontrolado.

Para entender el trastorno de ansiedad (trastorno de ansiedad generalizada) y cómo tratarlo, primero tenemos que entender qué es la ansiedad cuando funciona correctamente.

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es buena para nuestro organismo.

De hecho, la ansiedad es absolutamente necesaria para nuestro organismo.

La ansiedad, en una situación normal, es la sensación de alerta que el cuerpo nos manda cuando existe una amenaza para nosotros.

¿Te has preguntado alguna vez qué sucedería si no nos pusiéramos alerta ante una situación de peligro? Pues que muy probablemente sobreviviríamos menos.

Cuando nos sentimos ansiosos, nuestro cuerpo (entre otros compuestos) empieza a generar adrenalina.

Esta adrenalina nos estimula y nos prepara para la acción.

Esto es muy positivo para las situaciones de emergencia, excepto cuando toda esta adrenalina se lanza de forma descontrolada y cuando no debe.

Qué es la ansiedad
Relación entre la ansiedad y el miedo

La relación que existe entre la ansiedad y el miedo

El miedo es uno de los instintos más básicos de los animales, y los seres humanos somos animales.

El miedo es muy visceral y está relacionado con comportamientos muy instintivos.

¿Sabías que el miedo literalmente paraliza? Estamos hablando de quedarse uno mismo petrificado.

Pues la ansiedad y el miedo tienen la misma base, de hecho muchas veces se utiliza miedo y ansiedad de forma indistinta.

Solo existe una diferencia entre ellos: El miedo es una sensación directa a un estímulo, pero la ansiedad está mediada por un pensamiento.

De esta forma podemos decir que cuando veo que un coche se dirige hacia mí, siento miedo (y probablemente me quede petrificado), mientras que cuando voy a hablar en público, pienso en el mal momento que voy a pasar, mi cuerpo se estimula y siento ansiedad.

¿Qué es lo que sucede durante un ataque de ansiedad?

Ahora ya sabemos qué le pasa a nuestro cuerpo cuando siente ansiedad.

Nuestro cuerpo se pone alerta, nuestros sentidos se estimulan y la adrenalina se dispara.

Si has sufrido un ataque de ansiedad, estos síntomas te serán muy familiares.

Sin saber muy bien por qué, el corazón se te acelera, sudas, incluso puedes llegar a tener visión de túnel.

Todo es exactamente igual que si tu vida corriese peligro, pero el motivo de ese peligro simplemente no está.

Lo que estás experimentando son las consecuencias de que tu cuerpo crea que estás en una situación de peligro, pero el peligro no está.

Una crisis de ansiedad es una respuesta descontrolada de nuestro cuerpo y de nuestra mente a una situación de peligro que no existe como tal.

Ataque de ansiedad
Circulo vicioso del trastorno de ansiedad

El círculo vicioso del trastorno de ansiedad

He aquí el cuadro general: El pánico y la ansiedad te confunden literalmente y te engañan para que cambies tus comportamientos cotidianos para oponerte, huir y librarte de los síntomas de ansiedad. 

Es fácil dejarse engañar de este modo, porque los síntomas de ansiedad son tan incómodos y desagradables que cualquiera querría librarse de ellos. 

Y así, una vez que te hayas asustado y alterado por un primer ataque de pánico, o un pensamiento obsesivo, o un caso de ansiedad muy elevado, sentirás una motivación natural para evitarlo y protegerte de él. ¡Cualquiera lo haría!

Cómo incrementamos inconscientemente el trastorno de ansiedad

Probablemente has probado una serie de «conductas de seguridad» para evitar y resistir los síntomas de la ansiedad. 

Quizá evites lugares y actividades que crees que pueden desencadenar tu ansiedad. Tal vez lleves determinados objetos que esperas que te ayuden en un esfuerzo por sentirte más tranquilo y protegido.

Quizá intentes evitar los pensamientos que detonan tu ansiedad, tratando de distraerte, discutiendo con ellos cuando aparecen y buscando el consuelo continuo en los demás.

Todo esto son pensamientos irracionales y están asociados a los trastornos de ansiedad.

De nuevo, estos pensamientos irracionales no surgen porque sí, tienen una relación con el trastorno de ansiedad, y a continuación te lo vamos a explicar.

Pensamientos irracionales en el trastorno de ansiedad
Supersticiones para evitar la ansiedad

Por qué surgen los pensamientos irracionales en el trastorno de ansiedad

El trastorno de ansiedad es la reacción descontrolada de nuestro cuerpo a peligros que no existen, y es muy probable que no seamos conscientes de ellos o que no los relacionemos con causas concretas.

Y de nuevo tenemos que pensar que el ser humano necesita instintivamente sentir que tiene el control de los eventos que suceden a nuestro alrededor y en nosotros mismos.

Todos conocemos que en las tribus se realizaban bailes para pedir a los dioses que lloviese, los romanos sacrificaban aves para mejorar el resultado de una batalla o contrataban astrólogos para poder ver el futuro.

Aún lo hacemos.

Pues todo esto son pensamientos irracionales y están estrechamente ligados con el trastorno de ansiedad.

Como no podemos controlar el motivo que nos causa la ansiedad generamos patrones, le damos poder a objetos, generamos rutinas ¡Y todo por querer controlar algo que simplemente no podemos controlar!

Tal vez te pongas tu camiseta de la suerte cuando te enfrentes a una tarea que te provoque ansiedad. Probablemente hay una gran variedad de formas en las que buscas oponerte, evitar y resistir a la ansiedad.

Y sin embargo descubres que cuanto más intentas evitar que aparezca, la ansiedad surge con más fuerza.

La superstición en el trastorno de ansiedad
Psicólogo en trastorno por ansiedad generalizada

Qué nos encontramos los psicólogos ante nuevos pacientes con trastorno de ansiedad

En las primera sesión de psicoterapia por trastornos de ansiedad, los pacientes suelen cumplir un patrón:

Llevan mucho tiempo sufriendo ataques de pánico, que han intentado gestionar sin éxito.

Esto es perfectamente normal, porque la ansiedad no se puede autogestionar si no te han enseñado cómo.

No importa cuánto te esfuerces. Es más, probablemente empeore cuanto más te esfuerces.

Es frustrante y es desconcertante, pero es real.

¿Por qué la ansiedad siempre termina volviendo si no la tratas?

Tu ansiedad sigue empeorando a causa de tus mejores esfuerzos, porque todos tus mejores esfuerzos están dirigidos a resistir, oponerse y evitar tus síntomas de ansiedad.

La ansiedad no es un objeto del que te puedas deshacer.

De ser un objeto, la ansiedad sería un boomerang, que cuanto más fuerte lo lanzas, con más fuerza volverá a ti.

Puedes tirar los objetos que no quieres y no volverán. No puedes hacer eso con los pensamientos, las emociones y las sensaciones físicas no deseadas.

El motivo por el que la ansiedad siempre vuelve, es porque instintivamente intentamos evitar los síntomas, pero no las causas. Y esto sucede de esta manera porque tratar las causas suele ser anímicamente doloroso.

La ansiedad vuelve si no la tratas
Cómo tratar el trastorno de ansiedad

¿Cómo tratar el trastorno de ansiedad?

Probablemente hayas oído que el método de tratamiento más eficaz disponible para los trastornos de ansiedad se llama “exposición y prevención de la respuesta” o EPR; y es un método de la psicología cognitivo conductual muy eficaz para el tratamiento de ansiedad.

El método de la exposición y prevención de la respuesta consiste básicamente en pasar tiempo con la actividad, el objeto o el lugar que temes; permitirte sentirte ansioso de una forma controlada; y dar tiempo a que la ansiedad se calme sin resistirse ni evitarla.

¿Cuales son las dificultades en la adopción del tratamiento de la ansiedad?

Suele ser difícil para la gente adoptar este método al principio por dos razones:

Para tratar la ansiedad hay que crear nuevos patrones

En primer lugar, estamos pidiéndote que hagas justo lo contrario a lo que te marca tu instinto.

Este es el motivo por el que cuesta esfuerzo realizar el tratamiento y al mismo tiempo ¡Es el motivo por el que la ansiedad se arrastra durante tanto tiempo!

Para tratar la ansiedad hay que destruir los antiguos patrones

Y en segundo lugar, como se suele tardar mucho tiempo acudir a la consulta de un psicólogo, el paciente ya ha desarrollado patrones de actuación. Es decir, que hay que generar patrones nuevos, pero también ¡Hay que revertir los patrones que la persona que sufre la ansiedad ya ha creado!

Pero este es el camino de salida para los que sufren ansiedad crónica. 

Tratamiento de trastorno de ansiedad generalizada

Podemos ayudarte a resolver tu trastorno de ansiedad

Ahora ya sabes cómo se genera el trastorno de ansiedad generalizada.

Pues tienes que saber también que podemos ayudarte a terminar con ella.

Busca ayuda, ya sea en nosotros o en cualquier otro profesional. Pero tienes que terminar con este trastorno que tiene solución y que sólo hace que empeorar cuando no se trata adecuadamente.

Contacta con tu psicólogo de confianza ¡Y vuelve a tomar el control de tu vida!